Con un botín de 60 millones de pesos escaparon los cinco sujetos que irrumpieron la noche del miércoles en el local de Puente Alto de la cadena de supermercados Mayorista 10.

A eso de las 23:45 horas, cuando ya no había clientes y los trabajadores se retiraban, los sujetos ingresaron a rostro cubierto y portando armas  a la sucursal de avenida Concha y Toro, amenazando a quienes permanecían al interior del recinto. 

Una vez adentro, según consigna radio Biobío, se dirigieron al segundo piso del local