adplus-dvertising
fabrica

Por: Edison H.Carreño Ulloa

Hoy quiero contarles una historia que ocurrió ,por los caminos de Puente Alto, la que por su titulo “La Vuelta de Los Afligidos”, suena misteriosa como en cuento de terror sacada de una novela de ficción o una leyenda campesina traspasada de generación en generación.

Algunos antiguos Puentealtinos, la conocen y darán fe de ella, pues el lugar existió y la historia fue real.

A comienzos del año 1900 y por varias décadas posteriores en Los Bajos de Mena ,ocurrieron hechos de sangre que dieron renombre trágico a este lugar, que por la oscuridad y la falta de vigilancia policial, fue aprovechada por delincuentes para asaltar a confiados caminantes que pasaban por el lugar, especialmente obreros y obreras de la fábrica textil (Fábrica Textil Victoria fundada en 1894), que existía en el lugar, les sustraían su dinero, pertenencias, hasta sus ropas, a veces las victimas oponían resistencia al asalto, hecho que les costó la vida.

Fue así que un día de comienzos del siglo pasado, entre los caminos polvorientos que atravesaban la Aldea de Puente Alto, en diferentes direcciones, llevándonos a las extensas viñas y  plantaciones de trigo, de los fundos de  acaudaladas familias  terratenientes, entré las que se cuenta los Errázuriz, Ossa, Aldunate, Subercaseaux, Concha y Toro, Tocornal etc…, por el camino del Rey (hoy Eyzaguirre),orillando el canal San Bernardo ( Eyzaguirre),entre el límite los terrenos de la familia Mena y Tocornal, existía un camino que hacia una curva deslindando la prospera fábrica textil instalada por don Ismael Tocornal y la viña del Italiano Geratti.

El sol ya se había ocultado, para aparecer la oscuridad de la noche, terminando su jornada laboral el joven obrero Juan de Dios Martínez Sotomayor, se dirigía a su hogar entre los matorrales que crecían a la orilla del camino, una gavilla de delincuentes  que pasaban de de cuatro se ocultaban entre  estas para sorprender de improviso y amenazando con cuchillos al joven, para que entregara el dinero que portaba, Juan opuso resistencia a este grupo de bandidos, defendió sus pertenencias, se produjo  una agresión sin compasión ,varias puñaladas atravesaron el cuerpo del indefenso joven, perdiendo su vida en el lugar, al día siguiente  peones de los fundos aledaños encontraron el cuerpo inerte del infortunado joven ,que se convertiría en la primera víctima  de la “Vuelta de Los Afligidos”.

Juan de Dios Martínez Sotomayor

Esta curva del camino, la cruzaba el canal Eyzaguirre que muchas veces sus aguas recibió el cuerpo de los mal heridos y victimas asesinadas, por  crueles asaltantes.

En esta  vuelta del camino se encontraba la fábrica Textil Victoria, lo cruzaba el canal Eyzaguirre, camino era colindante con la “Viña Geratti”.

La superstición popular levanto monolitos de piedra y cruces de madera, en el lugar donde se encontraron los cuerpos de las malogradas personas asesinadas, para salvar su alma encendían velas, en la oscuridad de la noche la luz trémula de estas, daban un ambiente terrorífico al lugar. Poco a poco se fueron extinguiendo con el olvido y desapareciendo con el crecimiento de Puente Alto, donde hoy no existe viña, ni fábrica textil, con un canal cubierto por el cemento, se fue sepultando esta trágica historia en los confines del pasado.

Ese lugar en la actualidad es la intersección de la calle Eyzaguirre con Salvador Allende, así que vecino cuando pases por el lugar, recuerda  que este fue “La Vuelta de los Afligidos”.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.

Por admin

Síguenos en Facebook