adplus-dvertising
pdi-1-e1623675534361-740x430

Este miércoles tres funcionarios de la Policía de Investigaciones (PDI) fueron suspendidos por su eventual responsabilidad en el homicidio de la subinspectora Valeria Vivanco durante un procedimiento en la comuna de La Granja, en la región Metropolitana.

Según información proporcionada a Radio Bío Bío, habrían presunciones que indicarían que la bala que asesinó a la detective pudo haber sido disparada por uno de los funcionarios suspendidos por la institución de la policía civil.

La fiscal Nadia Mondiglio de la Fiscalía Metropolitana Sur afirmó que se realizará una reconstitución de escena en el sitio del suceso del caso, lo que será concretado en los próximos días en diligencias de Carabineros de Chile.

La pruebas recabadas luego serán enfrentadas con los antecedentes de la Policía de Investigación (PDI), testigos y de peritajes balísticos que serán enviados al Buró Federal de Investigaciones (FBI) de EE.UU para profundizar la investigación ya que cuentan con un departamento especializado que ha sido requerido en procesos ligados a Derechos Humanos.

Investigación por obstrucción

La Fiscalía de Alta Complejidad de Crimen Organizado de la Fiscalía Sur, dio inicio a la indagación por obstrucción a la investigación respecto a eventuales responsabilidades penales en el procedimiento.

En la misma línea, la PDI comunicó que “existe una investigación en curso (…) cuyo carácter es secreto, en la cual la propia PDI realizó una
serie de peritajes y diligencias que fueron informadas a la fiscalía”.

Además agregaron que, “en paralelo, la PDI instruyó un Sumario Administrativo, con el propósito de establecer posibles responsabilidades en este ámbito, y suspendió a los funcionarios que formaban parte del equipo que integraba la subinspectora Vivanco, en beneficio de la investigación”.

Los hechos

La lamentable situación ocurrió el domingo 13 de junio cuando un grupo de detectives de la Brigada de Homicidios se encontraban en la intersección de Santo Tomás con Las Parcelas en el límite de las comunas de La Pintana y La Granja.

Fue en este escenario en que los policías alertaron la presencia de un vehículo blanco marca Kia, supuestamente sospechoso dentro de una investigación por lo que decidieron fiscalizarlo.

Al acercarse, uno de los ocupantes del móvil efectuó un solo disparo, el que hirió a la subinspectora Valeria Vivanco de 25 años a la altura del tórax.

La víctima fue rápidamente trasladada hasta el Hospital Padre Hurtado, lugar donde se confirmó su fallecimiento.

Imputados tras las rejas

Tras la muerte de Vivanco, se logró la detención de dos acusados —quienes se entregaron a la policía— identificados como Miguel Alejandro Caniupán Calabrano, de 19 años, quien mantiene antecedentes por tráfico de drogas; y un adolescente de 17 años que tiene antecedentes por infracción a la ley de tránsito.

Finalmente, el 15 de junio el 12° Juzgado de Garantía de Santiago resolvió dejar tras las rejas a los dos imputados por su presunta responsabilidad en el homicidio de la detective con la prisión preventiva para Caniupán y la internación provisoria para el adolescente.

biobiochile.cl

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.

Por admin

Síguenos en Facebook